Paris, Texas OST Cover

Ry Cooder : París, Texas (BSO)

Ry Cooder tocando con slideRy Cooder: París, Texas, BSO (Warner Bros. Records, 1984).

Ry Cooder siempre ha sido un estudioso de las raíces de la música americana, y aunque no de primeras, posteriormente de otros países, entre los que destacaría su trabajo, un poco por casualidad, con Buena Vista Social Club. Todo un maestro del slide, fuertemente influenciado por antiguos músicos de blues como Blind Willie Johnson, o Robert Johnson.

Precisamente una canción de Blind Willie Johnson, guitarrista y cantante de gospel blues, y uno de los grandes maestros de la guitarra slide, de los que más influencia han tenido en guitarristas posteriores, fue la base sobre la cual el guitarrista y compositor construyó  la banda sonora de París, Texas, utilizando el slide como arma principal. La principal canción, Paris, Texas, es la carta de presentación, y a su vez, la base del resto de la banda sonora.

Se trata de la magnífica composición “Dark Was the Night (Cold Was the Ground)” de 1927, (Ry Cooder definió dicha canción como la pieza de música más conmovedora y trascendente de toda la música americana”), la cual se incluye como versión al final del álbum, una composición gospel-blues en la que el autodidacta bluesman utilizaba con maestría su slide, con un golpeo desgarrador y chirriante, al cual acompañaba con su voz, en falsete con las notas más agudas, siguiendo la melodía.

Dicho esto, no nos vamos a enrollar más con el bluesman, ya que tendrá su propio artículo.

Nadie puede dudar que se trata de un trabajo sublime de Ry Cooder, el mejor de todos para muchos, elegante, preciso, reflexivo, y de engañosa simplicidad, que se convirtió, y lo sigue haciendo, en un referente para numerosos músicos dentro de miles de estilos, y por supuesto, para infinitos guitarristas y amantes del estilo slide.

El sonido del roce del slide con las cuerdas y los trastes, por supuesto mucho más refinado que el cuello de botella de Blind Willie Johnson, hace pensar en esa imagen desoladora de los desiertos, el calor asfixiante, y esa sensación de aislamiento, de estar en cualquier parte del mundo, sin tener muy claro dónde, donde no hay nadie, ni calles, ni se habla ningún idioma.

Casi produce amnesia, la misma que tenía el personaje interpretado por Harry Dean Stanton, deambulando sin rumbo. Al director alemán Wim Wenders le cayó un ángel, o bueno, un slide, del cielo, que se ajustó a su película sin el menor ápice de queja.

Hay que destacar también la versión del tema Canción Mixteca, compuesto por el músico y compositor mexicano José López Alavez, quien compuso la música en 1912, y a la que más tarde, en 1915, añadiría la letra. Una letra que habla sobre la nostalgia de abandonar la tierra de origen, y que el de Oaxaca escribió después de que él, y muchos de sus paisanos, tuvieran que emigrar desde su Tierra del Sol (sobrenombre de la Mixteca) a Ciudad de México, en la mayoría de los casos. Es el único tema que cuenta con voz, en español, interpretado por el actor Harry Dean Stanton, con su acento correspondiente, eso sí.

Grabado en los estudios Ocean Way Recording, Hollywood, Los Angeles, CA. Producido por Ry Cooder.

Si no puedes visualizar el vídeo desde tu ubicación, haz clic aquí para verlo desde Youtube.

Compártelo... Share... Share on Facebook13Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Síguenos

Recibe cada nuevo artículo de este blog en tu correo.

Únete a otros 25 seguidores: