Walter Daniels Live

Entrevista a Walter Daniels

| 1 Comentario

Walter DanielsWalter Daniels (Chicago, Illinois, USA, 1966) es un genio de la armónica, pionero en el uso del acople. Introdujo dicho instrumento en algunos estilos musicales donde nunca se había utilizado antes. Cuenta con más de 20 años de experiencia, y ha tocado con y para numerosos músicos y bandas de todo el mundo.

Aquí tienes la oportunidad de conocer un poco mejor tanto a él como a su música.

B.C. Cuentas con una larga trayectoria musical, ¿cuándo y cómo comenzaste en esto? ¿Es verdad aquello acerca de una actuación de Johnny Woods que viste de casualidad por televisión?

W.D. Me compré una armónica cuando vivía en Chicago y estuvo cogiendo polvo durante muchos años. Ver a Johnny Woods me  produjo una impresión muy grande, era un show que se llamaba Midnight Special, y estoy bastante seguro que también vi a John Mayall y a Paul Butterfield, quienes también me causaron una gran impresión. Soy un gran fan de Paul Butterfield, tuvo excelentes bandas a lo largo de los años, y grabó algunos discos que son la hostia.

B.C. Naciste en Chicago pero te mudaste a Austin y te quedaste allí. ¿Qué te hizo ir y quedarte allí, la música?

W.D. Me mudé con mi familia a Texas en 1978 y fui a Austin para ir a la escuela en 1981, y bueno, me dejé llevar… Hay muchas cosas que hacer aquí, es una ciudad universitaria pero no es una ciudad enorme. Mucha gente se viene aquí, la ciudad está cambiando mucho, ¡pero es un buen sitio para que mis hijas crezcan!

B.C. ¿Te sientes más cercano al blues del sur que al blues del norte en Chicago?

W.D. Fui al Antone’s, un club en Guadalupe Street (Austin), un sitio muy influyente, y tuve la oportunidad de ver a un montón de leyendas de Chicago, como Jimmy Rogers, Huber Sumlin, y James Cotton. Pero empecé a currar en un club, The Beach, donde teníamos grupos punk, cantautores, y toda clase de música; sentí que la música punk-rock era más necesaria que la escena blues, a pesar de que ambas me encantaban. Un fin de semana vi a los Minutemen, y la noche siguiente a Junior Wells & Buddy Guy, tuve suerte. El blues del sur es de donde proviene todo, pero muchos músicos se mudaron a Chicago por trabajo y la escena blues.

B.C. ¿Quiénes fueron tus músicos favoritos y más influyentes? ¿Y en cuanto a armonicistas?

W.D. Me encantaba escuchar a Magic Dick del grupo The J. Geils Band, a Paul Butterfield, Sugar Blue, y a todos los músicos clásicos de blues, James Cotton, Junior Wells, Little Walter, ¡el mejor!, Sonny Boy Williamson. En Austin hay muchísimos músicos con talento, Ted Roddy, Greg Izor, Michael Rubin, un montón de músicos estupendos, y es una comunidad donde se pueden compartir ideas y aprender unos de otros. Eso hace que sea un lugar especial. Paul Oscher, quien solía tocar con Muddy Waters, ahora vive en las afueras de Austin, y verle tocar con James Cotton, ¡es algo alucinante!

B.C. Desde los Hickoids hasta Guadalupe Plata has tocado con un gran número de músicos. Es una pregunta complicada, pero de todas las colaboraciones que has hecho, ¿hay alguna en particular que te haya gustado o recuerdes de manera especial por alguna razón?

W.D. Lo bueno de tocar la armónica es la variedad de músicos con los que he podido tocar. Grabé con Peelander-Z, unos tíos estupendos con los que he improvisado muchas veces. Y recientemente he grabado con James Williamson de los Stooges, en un proyecto que no puedo hablarte la verdad, sí, sé que es la hostia, pero James me pidió que lo mantuviese en secreto. Cuando termine lo que sea que necesite terminar, probablemente pueda hablar de ello. James Williamson escuchó una canción que hice con Guadalupe Plata (G.P.), Ghost Rider, que creo que Toni, el manager de G.P., propuso, y a James le gustó mucho. Los Hickoids han sido siempre mis amigos. Guadalupe Plata es una banda tremenda, impresionante, con la cual he tenido el honor de haber tocado, y espero volver a tocar de nuevo. Puede que en el Deep Blues Festival en el 2014 en Clarksdale, Mississippi.

B.C. Genial. Eres un hombre de armónica, pero también tocas el saxofón, ¿tocas o has tocado algún otro instrumento?

W.D. Empecé a tocar el saxo tenor en la universidad, mi compañero de habitación era un saxofonista clásico, Paul Wehage, gran músico. Tengo que dedicarle más tiempo al saxo, me gusta tocarlo, pero no soy muy bueno. ¡Toco la flauta de nariz! Es muy divertido, la he tocado con Guadalupe Plata y con Ralph White, un multiinstrumentista, guitarra, banjo, violín, acordeón, que solía tocar con los Bad Livers. Ralph White es un gran músico y me gusta mucho tocar con él, y su manera única de tocar. Toco algo la flauta, pero no sé muy bien lo que hago con ese instrumento.

Soy el rey del acople de armónica. He visto a otros músicos utilizándolo influenciados por mí.

B.C. Y también te gusta cantar.

W.D. Me encanta cantar, y debo agradecer a Tim Kerr que me aconsejara cantar con mi micrófono Green Bullet, tiene un sonido y estilo característico, es genial. Seguiré cantando, me resulta muy divertido. Si quiero grabar discos, tengo que cantar.

B.C. Introdujiste la armónica en algunos estilos musicales en los que no se utilizaba antes. ¿Cuál fue el primer “experimento”?

W.D. Hice una sesión en mi garaje; enchufé mi armónica a un pedal de wa-wa y a una caja de distorsión Big Muff, y le di caña. He tenido la suerte de tocar con Eugene Chadbourne, y me interesé mucho en la improvisación musical, haciendo ruido y alargando sonidos y solos de locura. He grabado mucho con Eugene, es un tío increíble, banjo y guitarra, grabamos con el bajista y el batería de los Texas Tornadoes, Speedy Sparks y Ernie Durawa, unos músicos magníficos. Mi amigo Wade Driver, con quien tenía un dúo, y Ralph White, me han llevado de vuelta a la improvisación.

B.C. ¿Hasta qué punto es normal ver a un armonicista acoplando?

W.D. Yo soy el rey del acople de armónica, lo he utilizado al final de mi solo con James Williamson. He visto a otros músicos utilizándolo influenciados por mí.

B.C. ¿Te gusta tanto improvisar que nunca piensas en tener tu propia banda?

Walter Daniels en conciertoW.D. Me gusta tocar con bandas, improvisar dentro de la estructura de una canción es divertido, pero me gusta tocar con toda clase de dúos, cuartetos, o lo que sea.

B.C. ¿Qué proyectos tienes en estos momentos, tienes alguno nuevo?

W.D. He hecho un montón de canciones con Marco Butcher, un guitarrista talentoso de Brasil del grupo Jesus and the Groupies. He tocado la armónica y el saxo, y he cantado en más de 8 canciones. Quizás vaya a Brasil de gira con ellos, ¡eso espero! Tengo un single que debo acabar con Walter Daniels and The Giblets, hicimos una canción de Tony Joe White, y Jack Oblivian cantará una estrofa de ella, ¡va a ser genial! Toqué para la próxima grabación de John Schooley and his One Man Band, e hicimos también un montón de canciones de estilo acústico. Hace bastante tiempo grabé algunas canciones con Lydia Lunch and Cypress Grove tocando el saxo y la armónica, sonaba muy bien. No creo que esas canciones se hayan editado todavía.

B.C. En cuanto a Guadalupe Plata, los conociste por casualidad, ¿el acople hizo el resto?

W.D. Mike Mariconda me dijo que debería tocar con ellos, y estoy muy contento de haberlo hecho. ¡Tocar con G.P. en el Deep Blues 2013 fue una pasada!

B.C. ¿Cómo fue trabajar con ellos?

W.D. G.P. es una gran banda, tienen mucho talento. Soy un gran fan de su música, todo fue genial, ¡son la leche!

B.C. Tengo que decir que me encanta la versión de Suicide, dices que la idea de hacer el Ghost Rider fue de Toni, el manager de Guadalupe Plata, ¿y en cuanto al resto de versiones?

W.D. Toni propuso hacer la versión de Suicide, y fue una elección estupenda. Las otras versiones fueron canciones que había hecho con Jack O´Fire, o material que trabajamos en la furgoneta, como el Married Woman Blues, que es una canción de Frankie Lee Sims.

B.C. Bien, vamos a hablar sobre otras cosas. ¿Cómo está el panorama musical en Texas, y en los EE.UU.?

W.D. En estos momentos hay grandes cosas en Texas, hay muchos músicos con talento. En Austin, una persona puede salir y escuchar buena música casi todas las noches, ¡estamos muy consentidos! Los clubs van con los músicos más famosos, no los culpo, el blues está dañado en estos momentos, no hay muchos sitios para tocar. Hay muchos músicos con talento, como Eve Monsees, gran guitarrista. Todavía hay sitios donde se toca música country de verdad, a diferencia de la basura de country falso de la radio. John Wesley Coleman es uno de mis favoritos, Scott Biram es cojonudo, y también Black-Eyed Vermillion, que es un gran cantante.

B.C. The Reverend Horton Heat decía en un concierto en Austin algo acerca de ser una chica en Texas, fumar marihuana, e ir directa al infierno… ¿Hay una especie de respeto por parte del gobierno hacia aquellos de vosotros que practicáis rock and roll teniendo en cuenta que el blues y el rock nacieron allí, de manera que debe ser “amable” con todos vosotros? ¿Cómo es la vida en Texas para un músico de blues, rock, punk, etc., estado conocido gracias a su especial ley y religión?

W.D. El estado de Texas tiene una oficina gubernamental para publicitar la música, pero por lo demás nuestro estado es conservador y no se preocupa por las artes. Texas es un estado estúpido, queremos que a la gente le guste mucho Willie Nelson pero no vamos a invertir dinero en el arte. El gobierno no se preocupa por los músicos. En Texas hay respeto, pero las condiciones de vida son malas, Austin es una ciudad cara para vivir, y se volverá más cara a medida que pase el tiempo. The Rev (Reverend Horton Heat) solía tocar con mi compadre Ted Roddy, que conoce ¡todas! las raíces de la música, conoce el country, el blues, el swamp-pop, todo lo bueno. ¡Ted Roddy es un crack!

B.C. Y hablando ahora de España, ¿cuáles fueron tus impresiones sobre la escena musical española cuando tuviste la oportunidad de dar algunos conciertos allí? ¿Viste algo interesante?

W.D. No recuerdo haber visto demasiadas bandas en el Festival de Granada, ¡me encontré con una banda de Austin! Álvaro (The Milkyway Express Band) es un buen armonicista, y fue divertido improvisar con él, es muy bueno.

B.C. ¿Cuándo visitarás de nuevo España?

W.D. Espero poder volver, me lo pasé muy bien. Estoy muy ocupado con mi hija más pequeña, Emma Lou, pero espero poder viajar de nuevo a España algún día. ¡Espero que editemos las seis canciones que grabé con Guadalupe Plata!

B.C.¿Has tocado alguna vez en el Reino Unido, será posible ver a Walter Daniels tocar en Londres en algún momento?

W.D. Nunca he estado en Londres o en el Reino Unido, me encantaría ir. Soy amigo de Rupert Orton, que toca la guitarra en los Jim Jones Revue, intentó que fuese allí cuando estaba tocando con Black Joe Lewis. También soy amigo de Cypress Grove, quien solía tocar con Jeffrey Lee Pierce, me encantaría juntarme con él si pudiera.

Compártelo... Share... Share on Facebook28Tweet about this on TwitterShare on Google+3Share on Tumblr0Email this to someone

Un comentario

  1. Pingback: The Most Evil Harmonica Player in the World | Blind Carre

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Síguenos

Recibe cada nuevo artículo de este blog en tu correo.

Únete a otros 25 seguidores: