Pájaro - Santa Leone

Entrevista a Andrés Herrera Ruíz “Pájaro”

Andrés Herrera Ruíz llevaba muchos años en la sombra, el Santa Leone (Happy Place Records, 2012) lo colocó en su sitio; no es un ave de corral, necesita su espacio para dar rienda suelta a ese sonido que lo define. Pájaro tiene muchos tiros dados, se nota sobre el escenario, es el pistolero canalla que es a su vez el bueno, un Han Solo del Rock ‘n’ Roll que en el cara a cara no defrauda.

Me cuenta que está trabajando en sus canciones nuevas, “estoy poniendo música a un poema de Charles Bukowski que se llama El Pájaro Azul – me dice entusiasmado – es precioso, habla de mí”, de la última película que ha visto o de su perro, “cuando le toco La vida breve de Falla llora, pero llora como diciendo “por favor, otra vez”.

Andrés Herrera Ruíz - Pájaro

Pájaro está en plena grabación del próximo disco, del que estará presentando algunas canciones en la próxima edición del Monkey Week, y lo que hay hasta ahora es brutal, con mas vueltas, ahora se está atreviendo con sonidos latinoamericanos, sin olvidar el Rock and Roll, el gusto a Semana Santa, Italia, y ahora además con Quilapayun y Atahualpa.

Y así, como cualquier coloquio de barra de taberna, comienza la entrevista.

B.C. ¿Estamos en tiempos de cambio?

P. Estamos en un tiempo en que la gente tiene que plantearse empezar de nuevo, pensar en sus sueños, pero claro, ¿quién se plantea eso con hijos, con cincuenta años?

B.C. Tú has empezado de nuevo.

P. Yo empiezo de nuevo cada día, como mi vida es tan sumamente anarquista, sin un dios que la gobierne… y no me va mal. Hace diez años era el guitarrista de Los Chanclas, ganaba dinero, y no es la música que me gusta hacer, me lo he pasado bien, evidentemente no es una música que me de asco.

B.C. ¿No hay un dios para Pájaro?

P. Sí, yo creo en Dios, con Dios me va bien, yo soy creyente, creo y simplemente creo en algo que está dentro de todos nosotros, ya está; ahora te metes en internet a que te coman la cabeza…

B.C. ¿Estás haciendo temas nuevos?

P. Desgraciadamente sí, voy lento, pero los estoy haciendo.

B.C. ¿Con la misma formación que en Santa Leone?

P. Por supuesto, este equipo es insustituible, no se puede cambiar ni un botón; es importante porque si no se convierte en una feria; normalmente los artistas que van en solitario llevan una banda, van cambiando bajista, batería, etc. Yo creo que se tarda un poquito en que la gente se vaya acoplando a ese rollo, entonces hay que esperar. La banda que tengo ¡no! mejor dicho, la banda con la que toco, es inmejorable, no puedo pedir más.

B.C. ¿Cómo salen los temas?

P. Yo voy por ahí con mi cabeza, da igual donde me coja, me hago la idea, la grabo un poco, y la llevo al estudio y la desarrollamos allí; eso la mayoría de las veces, somos un equipo. Luego hay ideas que las llevo clarísimas, las cosas que más controlo yo, las fusiones que hago con la semana santa y las cosas italianas, eso lo tengo muy claro. Luego el rocanrol lo trabajamos más en banda.

B.C. La influencia del swing italiano es clarísima…

P. A mí me gusta mucho Italia, me gusta hasta Raffaella Carrà, me encanta, yo conocía a Raffaela por su primera época, que canta de puta madre, luego tuvo la época esta que fue como Georgie Dann en mujer; yo a Dan le tengo mucho respeto, es un poco chorra ,pero tiene que haber de todo. Prefiero eso a lo que está pasando ahora, la música no puede ser una maquinita, tiene que haber gente que toque y gente que cante, ahora no me voy a poner conservador, está bien que se hagan experimentos. Hay que tener verdadero respeto por el instrumentista, la música tiene que sonar con gente que toque.

B.C. Y siendo italiano pero ya en otra línea, Ennio Morricone es otra de las patas de las que se sujeta Pájaro.

P. Mi padre echaba cine en Torreblanca, era un cine de verano, la gente aplaudía cuando aparecían los buenos, por eso me gusta tanto la música de las películas del oeste. Por eso no he podido ver todavía Cinema Paradiso, mi padre murió cuando yo tenía catorce años, y yo me iba a echar cine con él desde los siete, tu padre, el hombre más vacilón del mundo se te muere; hace un año murió mi madre y he sufrido, pero no es igual, porque con esa edad no puedes aceptar la muerte. Mi padre me llevaba al Lope de Vega a ver a la Banda Municipal de Sevilla a los estrenos de la música de Semana Santa, era buena música, con cinco o seis años, a mi eso no se me olvida.

Andrés Herrera Ruíz, Pájaro

B.C. Cambiando un poco de tema, la explosión que hubo en Sevilla en los setenta, ese movimiento musical tan particular, ¿ha calado eso en la ciudad? ¿Hay poso de todo eso?

P. Sin lugar a dudas ha servido de escuela, la escuela sevillana, desde el barroco al rocanrol la escuela sevillana siempre ha sido importante; también hay gente joven que no conoce toda esta movida, pero la mayoría de la gente joven tiene presente todo esto, porque en Sevilla han pasado cosas muy grandes, bueno en Sevilla y en Andalucía.

B.C. Pero en Sevilla hubo un movimiento único.

P. Pero hubo sus razones;  los americanos pusieron una base en Morón, y eso hizo posible que tuviésemos acceso al rock ‘n’ roll en los años 60 – 70, y ahí empezaron a llegar guitarras eléctricas, imagínate un gitano, como Raimundo, como Rafalillo, que cogen de pronto una Stratocaster, esos tíos les sacaban chispas. ¡Y discos! de Jimi Hendrix, para gente que estaba acostumbrada a ver películas de Manolo Escobar, de pronto se escucha Electric Ladyland, a mi me pasó  y te cambia la vida. Sevilla se llenó de ese nuevo compás que era el rock `n´ roll, por eso tiene Sevilla ese punto tan roquero, también lo  tienen otras ciudades de Andalucía, en Córdoba hay muy buenos músicos, en Jaén…  Eso es lo especial que ha tenido Sevilla, que ha sido una ciudad miserablemente tratada en todas las épocas, ha tenido unas exposiciones, que hacía parecer que eso era el maná, y ha quedado una mierda, todas las expos que se han hecho han sido para que la gente saque pelas, los que se la llevan siempre.

B.C. ¿Eres pro-nostalgia?

P. Mira, la primera vez que escuché a Guadalupe Plata fue en la Sala Salamandra, creo, al otro día hice una canción (se refiere a TLP). No puede ser de otra manera, eso es bueno, la gente se cree que hay que hablar siempre en pretérito, que si Pata Negra, que si Triana… ahora se está haciendo buena música. Desde luego que hay que mirar al pasado de vez en cuando, para mí hay dos discos que parecen una locura, pero a mí me parecen similares y son únicos, uno es el  de Veneno y el  otro el Electric Ladyland. Veneno tiene (pausa), que lástima que no siguieran, porque el disco es magia, que no lo llevaban hecho, lo hicieron allí. El Electric Ladyland me lo pongo una vez al año, para acordarme de todo aquello, pero como te digo es ahora donde hay que estar.

B.C. ¿Tienes formación musical “reglada”?

P. Con nueve años me metió mi padre en el conservatorio y salí casi el mismo día; yo quería tocar, no leer gilipolleces. El conservatorio estaba en la Alameda y yo prefería ir a jugar por ahí, ir a ver las putas… me hubiera gustado estudiar música, pero no me arrepiento, esto es lo que hay.

B.C. Cuando cantas en español no puedo evitar acordarme de Silvio, y cuando cantas en inglés me recuerdas a Elvis Presley.

P. Yo con nueve años cantaba Te recuerdo Amanda de Víctor Jara y cosas de esas, tenía una voz muy bonita, cuando me cambió la voz fue una putada. Cuando escuché a Elvis de verdad, con 19 años, ya tenía voz de hombre. Empecé a cantar por ahí, Silvio me decía en la furgoneta (pone la voz y el gesto del gran Silvio) “Don Paxo cántame Loving You.” Lo que me une con Silvio es que tenemos el mismo acento, estudiamos los dos en la escuela francesa de Sevilla, hemos tenido tantas cosas en común y me he pasado tanto tiempo con él… Cuando toco me inspiro en algún guitarrista, cuando canto me acuerdo de Elvis o me acuerdo de Silvio en castellano, porque era el único que sabía engolfar el castellano para meterlo en el rocanrol, a mi me ha dejado una gran herencia.

B.C. ¿Se ha desprestigiado en España al Rock ´n´ Roll cantado en español?

P. Hay mucha tontería y mucho prejuicio, ¿sabes quién canta rocanrol de verdad?, los argentinos, no tienen prejuicios; Tequila podía parecer un grupo pachanguero, pero un carajo, eran rocanroleros, en esa época salían en televisión.

B.C. Ahora no hay grupos en televisión.

P. Bueno hay por las noches, pero mira lo que es, una cutrería para ganar dinero con los derechos. Un tipo que trabajaba en la radio, no diré el nombre, el notas me llamaba, me daba cincuenta pavos, y le armonizaba lo que me daba, unas canciones horribles, y era para eso, y lo cantaba una pobretica que utilizaban y ganaban pasta con los derechos; es asqueroso, se aprovechan de una chavala a la que le prometen hacerla famosa. Que pase esto dice mucho, pones la tele por la noche y dice mucho de lo que tenemos en este país, lo peor es que he visto a Jorge Pardo ahí y me digo ¡joder, pero cómo puede ser! Yo tengo cincuenta años y la música es lo que me hace vivir, eso es lo que yo le quiero sacar, la música.

B.C. Para finalizar, ¿algo más que objetar?

P. Cuando digo viva España, no digo VIVA ESPAÑA (se pone recto como un militar cuando dice ese “España” fascistoide), es a los españoles,  a lo que me refiero es a la gente.

Entrevista realizada por Ramón Honrado Reca para Blind Carre. Fotos por Joaquín Aneri.

Compártelo... Share... Share on Facebook247Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on Tumblr0

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Síguenos

Recibe cada nuevo artículo de este blog en tu correo.

Únete a otros 25 seguidores: