Daddy Stovepipe

Daddy Stovepipe

Daddy Stovepipe fue el segundo bluesman en ser grabado; cantante, guitarrista y harmonicista, nació en Mobile, Alabama.

Daddy Stovepipe (12 de abril de 1867 – 1 de noviembre de 1963) es el nombre que Johnny Watson utilizaba en la mayoría de sus grabaciones, aunque también realizó grabaciones bajo el nombre de Jimmy Watson, Sunny Jim y Reverend Alfred Pitts.

Comenzó su carrera en 1900 en México como guitarrista de 12 cuerdas en las primeras bandas de mariachis, sí. Más tarde giraría por los estados sureños con Rabbit’s Foot Minstrels (The Foots), el espectáculo minstrel y vaudeville ambulante establecido por el empresario Pat Chappelle en 1900, donde también formaron parte otros artistas como Ma Rainey, Jim Jackson, o Jaybird Coleman.

Más tarde en la década de 1920, Watson se trasladó a Chicago, donde trabajaría como one-man band (hombre orquesta) en el famoso lugar de nacimiento del Blues de Chicago, la calle Maxwell. Allí fue donde consiguió el apodo de Daddy Stovepipe (stovepipe hat: chistera), debido al sombrero que solía llevar puesto.

Daddy Stovepipe in Maxwell Street, Chicago

Pero no fue en Chicago sino en Richmond, Indiana, donde realizaría su primera grabación. La canción Sundown Blues (1924), considerada con una de las grabaciones de blues más primitivas. Después, en 1927, grabaría en Birmingham, Alabama, junto a Whistlin’ Pete (del que sólo se sabe su nombre) el dúo Sunny Jim & Whistlin’ Joe para Gennett Records, el sello discográfico fundado en Richmond, Indiana, en 1917, en la unidad móvil de Gennett.


 
Unos cuantos años más tarde, en 1931, grabó en Chicago en la unidad móvil de ARC para Vocalion Records, la compañía fundada en 1916 en Nueva York. Las grabaciones fueron dúos jug band con su esposa Sarah Watson, más conocido como Mississippi Sarah. Ambos grabarían de nuevo en 1935 en Greenville, Mississippi, esta vez para Bluebird Records, el sello subsidiario de RCA Records creado en 1932. El dúo fue fenomenalmente recibido debido a su animado sentido del humor aunque desafortunadamente terminaría en 1937 con la muerte de Sarah. Después de aquello, Watson tocó con bandas zydeco y cajun en Luisiana y Texas, y de nuevo con bandas mariachis mexicanas.


 
11 años más tarde, en 1948, Watson volvería a Maxwell Street en Chicago. Allí, en 1960, volvería a grabaría de nuevo más canciones, incluyendo canciones populares como Monkey and the Baboon (Lonnie Johnson), o Tennessee Waltz (más conocida por la versión superventas de Patti Page de 1950).

Watson, uno de los bluesman más longevos, murió en Chicago 3 años más tarde en 1963, a la edad de 93 años, de una neumonía bronquial después de haber sido operado de la vesícula.

Daddy Stovepipe's headstone

Compártelo... Share... Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+2Share on Tumblr0Email this to someone

Deja un comentario

Los campos requeridos estan marcados con *.


Síguenos

Recibe cada nuevo artículo de este blog en tu correo.

Únete a otros 25 seguidores: